Jardines Sherwood | El Bonsái. Arte Milenario
3987
post-template-default,single,single-post,postid-3987,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,

BLOG

El Bonsái. Arte Milenario

06 Mar 2015, Posted by María in Bonsai, Plantas

Como consecuencia de la apertura de algunos mercados y el avance en medios de comunicación y transpórtela cultura oriental se importa y se hace popular en nuestro mundo, a la vez que ellos se impregnan de muchos de nuestros productos. Las artes marciales, el ikebana (arte floral), el feng shui y el bonsái son algunos ejemplos.

El bonsái es un arte de miles de años, pero traído a nuestra cultura sus reglas se relajan si bien se mantienen intactas todas las técnicas que permiten su creación. La realización de un bonsái lleva muchos años de trabajo, y muchas veces se heredan de padres a hijos.

BonsaiAntes de empezar con un bonsái debemos conocer la planta en su estado natural, en que tipo de suelo se desarrolla, que clima prefiere, con que tipo de exposición está más cómodo y a que altitud se encuentra.

Los materiales vegetales de partida pueden ser obtenidos de:

ÁRBOL YA CRECIDO EN LA NATURALEZA: Su trasplante es de difícil arraigo por lo que debemos intentar coger el máximo de tierra posible y trasplantarlo a una maceta de proporciones similares.

VIVERO: Lo primero es hacer una poda de limpieza y diseñar el futuro bonsái. Se corta el tronco a 30cm del suelo y se hace una poda de raíces. Esto debe hacerse siempre antes de que aparezcan  los brotes.

SEMILLA: La ventaja de partir de una semilla es que podemos dirigir la planta desde el principio hacia la forma que queramos. El inconveniente es que los semilleros son especialmente delicados y además lleva mucho más tiempo el poder empezar con el verdadero bonsái.

ESQUEJES: Para conseguir un esqueje se corta un trozo de una rama y se cortan los dos extremos y se planta enterrándola por los 2/3 de la longitud. Importante aportar calor y humedad ambiental. Este es uno de los métodos más rápidos.

ACODO: Se hace un corte en una rama y se procura que este corte quede envuelto en turba, por supuesto siempre mantenida con humedad y se cubre todo con un plástico de color negro para que no pase la luz y se desarrollen las raíces. Tras varios meses y cuando ya tenemos la aparición de raíces se corta la rama y se procede a su plantación.

PREBONSAI: Se venden en algunos viveros y son plantas ya previamente tratadas para la consecución de un bonsái. Son mucho más baratos que los bonsái y además nos ofrecen la oportunidad de ser nosotros mismos los creadores del bonsái definitivo.

Imagen: Pinterest

Síguenos y comparte

Post a comment